Como cantar el mantra om

Como cantar el mantra om

cómo cantar om en el yoga

Un mantra (sánscrito: मन्त्र, romanizado: mantra, /ˈmʌntrə/; pali: mantaṃ)[2] es una expresión sagrada, un sonido numinoso, una sílaba, una palabra o fonemas, o un grupo de palabras en sánscrito, pali y otras lenguas que los practicantes consideran que tienen poderes religiosos, mágicos o espirituales. [Algunos mantras tienen una estructura sintáctica y un significado literal, mientras que otros no[3][5].

Los primeros mantras se compusieron en sánscrito védico en la India[6]. En su forma más simple, la palabra ॐ (Aum, Om) sirve como mantra, se cree que es el primer sonido que se originó en la tierra. El sonido Aum, cuando se produce, crea una reverberación en el cuerpo que ayuda a que el cuerpo y la mente se calmen. En formas más sofisticadas, los mantras son frases melódicas con interpretaciones espirituales como el anhelo humano de la verdad, la realidad, la luz, la inmortalidad, la paz, el amor, el conocimiento y la acción[3][7] Algunos mantras sin significado literal son musicalmente edificantes y espiritualmente significativos[6].

Los mantras desempeñan un papel central en el tantra[6][11]. En esta escuela, los mantras se consideran una fórmula sagrada y un ritual profundamente personal, eficaz sólo después de la iniciación. En otras escuelas del hinduismo, el budismo, el jainismo o el sijismo, la iniciación no es un requisito[10][7].

  Poses de yoga para uno

cómo cantar om con la respiración

Sam Saunders es un profesor de yoga que vive en Dubai. Ha realizado la formación de profesor de 200 horas de la Yoga Alliance en la India, la formación en masaje deportivo con la London School of Sports Massage y la formación en liberación de energía facial con Caroline Josling.

Om es un mantra que tradicionalmente se canta al principio y al final de las sesiones de yoga. Con raíces en el hinduismo, es tanto un sonido como un símbolo rico en significado y profundidad. Cuando se pronuncia correctamente, suena más bien como “AUM” y consta de cuatro sílabas: A, U, M y la sílaba muda.

Todo lo que nos rodea está pulsando y vibrando, nada está realmente quieto. El sonido Om, cuando se canta, vibra a la frecuencia de 432 Hz, que es la misma frecuencia vibratoria que se encuentra en todo en la naturaleza. Como tal, AUM es el sonido básico del universo, por lo que al cantarlo, estamos reconociendo simbólica y físicamente nuestra conexión con la naturaleza y con todos los demás seres vivos. Por último, cantar el AUM es una forma de abrir y cerrar una práctica, de distinguirla del resto del día y designarla como un momento especial en el que nos cuidamos y practicamos la atención.

cantos del mantra om

El canto de este sonido puede ayudar a traer paz y calma al cuerpo, la mente y el alma. Considera la posibilidad de reservar un tiempo al día para meditar. Canta Om en voz alta o en silencio. El canto silencioso se considera el método más eficaz porque no depende de lo externo (caja de voz, músculos faciales o labios)[2].

  Meditacion guiada en español

Resumen del artículoX “Om” es un sonido comúnmente cantado en las prácticas espirituales orientales y representa la naturaleza universal de la existencia. Cantarlo puede ayudar a traer paz a tu cuerpo, mente y alma. Lo mejor es cantar en un momento en el que puedas relajarte sin distracciones. Programa un temporizador para 5 ó 10 minutos, cierra los ojos y respira por la nariz. Canta “Om” al exhalar. Sin embargo, no es necesario que lo digas o lo pienses cada vez que exhales. Puedes probar cada 2 o 3 exhalaciones si te resulta más cómodo. Aunque cantar “Om” es un gran método de meditación formal, también puedes cantarlo en tu cabeza o en voz alta mientras realizas tus actividades diarias para ayudarte a concentrarte o relajarte. Para obtener más consejos, incluyendo cómo cantar en grupo, sigue leyendo.

mente meditativa – música de meditación om mantra chanting: 108 veces

Al principio de mi práctica de yoga, a menudo optaba por no hacer sonar el Om. Omitirlo tenía mucho sentido: Mis débiles cuerdas vocales hacían que sonara como un gemido patético y quejumbroso. Nunca podía conseguir la sincronización correcta o respirar lo suficiente. Simplemente no lo sentía.

No fue hasta años más tarde, cuando empecé a practicar Ashtanga, que empecé a esperar el mantra al principio y al final de la clase, aunque mi sonido seguía siendo muy débil y me sentía cohibida en las clases más pequeñas.

  Energia positiva y negativa

“Om” es algo más que una invitación a comenzar la práctica. Se dice que es el sonido primordial que nace con el universo. Al exhalar el A-U-M, su vibración nos une a la fuente original de la creación. Cuando se hace correctamente, el sonido reverbera desde el suelo pélvico hacia arriba a través de la coronilla, llenando el cuerpo con una energía pulsante que, al mismo tiempo, potencia e irradia tranquilidad.

Su tutorial es bastante sencillo: Para hacer sonar las dos primeras sílabas, hay que abrir bien la boca como si se quisiera abarcar la plenitud del universo. Juntar los labios ayuda a estirar las dos sílabas siguientes. “Es como si ambos lados del cerebro se unieran para formar una flecha que se envía con un enfoque nítido”, dice. Coloca la punta de la lengua en el paladar para hacer sonar las dos últimas sílabas, m y ng, que simbolizan el cierre del ciclo de creación. Deja que el silencio te envuelva antes de volver a inhalar.